Aborto recurrente: ¿por qué mis embarazos no llegan a término?

Entre un 15 a 20% de las gestaciones terminan en aborto espontáneo. Cuando ya son dos, tres o más, se trata de aborto recurrente, lo que también se conoce con el término pérdida reproductiva recurrente del embarazo. El Dr. Ricardo Pommer, jefe de la Unidad Medicina Reproductiva de Fertilidad Monteblanco explica los factores que influyen y también se refiere a los principales tratamientos.

La llegada de un hijo suele ser sinónimo de felicidad y esperanza para sus padres, ilusión que puede verse truncada en el 1-2% de las mujeres en edad reproductiva -según cifras del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos ACOG- que tienen más de dos abortos sucesivos; porcentaje que, si bien parece menor, no lo es para los progenitores afectados por el impacto y desgaste emocional que significa. Es lo que se conoce como pérdida reproductiva recurrente (PRR) del embarazo, que es la ocurrencia de tres o más pérdidas de embarazos clínicamente reconocidos, antes de la vigésima semana de gestación. 

El Dr. Ricardo Pommer, Jefe de la Unidad Medicina Reproductiva de Clínica Monteblanco, señala que las causas pueden ser masculinas, femeninas y de ambos. “En los hombres, hay que revisar su historia, si tienen algún antecedente especial, pero lo que sí hay que pedir es un espermiograma, y ojalá venga con fragmentación del DNA. Y también solicitar un cariograma (estudio cromosómico), porque un hombre puede verse físicamente normal, pero ser portador de alguna cosa genética”, indica.

En el caso de las mujeres, el Dr. Pommer indica que la pérdida recurrente reproductiva hay que llevarla a la edad cronológica y también a la reserva ovárica, porque la gran mayoría de este tipo de abortos ocurren por embriones no viables. “Entonces a esas personas, aparte de un estudio que tiene que contemplar su FSH, Estradiol y AMH, también es importante hacerles un cariograma”, indica.

El especialista agrega que existe un pequeño grupo de mujeres a las cuales se les debe pedir exámenes relacionados a todo lo que son los anticuerpos: anticardiolipina igg e igm, anticuerpo anti beta 2 glicoproteína, y un estudio del área de las trombofilias, ya que también pueden estar ahí las respuestas y también la solución, cuando una pareja tiene pérdida recurrente reproductiva.

La importancia del diagnóstico para el tratamiento El Dr. Pommer advierte que, como siempre ocurre, el tratamiento dependerá del diagnóstico, y que, en el caso de los hombres, si son portadores de algún gen, por ejemplo, lo recomendable es hacer una fertilización in Vitro, con diagnóstico genético preimplantacional. En el caso de las mujeres, lo mismo. Y si están en el mundo de las trombofilias o anticuerpos, realizar los tratamientos específicos que hay para esas patologías. “Por lo tanto, no hay que desencantarse cuando hay una pérdida recurrente reproductiva porque sí tiene tratamiento y, como siempre, depende del diagnóstico”, asegura.