Test diagnóstico ERA: para una implantación endometrial adecuada

Un tercio de los fallos implantacionales de un embrión responden a causas endometriales. Este examen permite, a través de un estudio genético, ver la capacidad que tiene ese endometrio de estar receptivo o no para el embrión, y de esta manera proceder a la transferencia.

Para que ocurra una implantación endometrial adecuada, es necesario que un embrión sea cromosómicamente normal y que el endometrio -que es la capa interna del útero-, esté preparado para recibirlo.

La Dra. Sonia Villa, especialista de nuestro equipo, cuenta que, frente a fallos en la implantación, por muchos años se abocaron a estudiar la alteración de los embriones;  sin embargo, se vio que, pese a tener embriones sanos cromosómicamente, había fallos implantacionales que se repetían en el tiempo. Y se dedicaron, entonces, a estudiar las alteraciones en el endometrio de las pacientes.

“Y lo que tenemos en la actualidad, es que un tercio de las veces que se producen estos fallos implantacionales es por causas endometriales. Esto ocurre porque el endometrio no está todo el mes preparado para recibir al embrión; hay un periodo de tiempo cortito, llamado ventana implantacional -y que es entre el día 19 y 22 del ciclo-, en el cual el endometrio expresa ciertas moléculas en su superficie que le permite al embrión implantarse de manera adecuada. Sin embargo, en ocasiones, esta ventana puede expresarse más tardíamente o desplazarse en el tiempo, pese a que el endometrio se vea aparentemente normal en la ecografía”, explica.

¿Qué diagnostica el Test ERA?

Lo que hace el test ERA es que, de una manera muy sencilla, durante la consulta ginecológica y como una especie de Papanicolau, a la paciente se le introduce una bombilla muy delgada a través del cuello del útero, la cual aspira algunas de estas células del endometrio. Luego, esta muestra es enviada al laboratorio para un estudio genético, para ver así la capacidad que tiene ese endometrio de estar receptivo o no para el embrión, y de esta manera proceder a una transferencia embrionaria exitosa.